(Selección de Josep Valls).

La Responsabilidad Social Corporativa como el objetivo final de la estrategia empresarial

. martes 15 de abril de 2008

Tablero de ajedrezPor Mirna Isabel Rivera. La responsabilidad social corporativa, todavía es un tema que no es comprendido en toda su dimensión, especialmente en aquellos países con economías emergentes, donde todavía se confunde con la caridad o una forma de construir imagen corporativa basada en falacias.

Cuando una empresa da sus primeros pasos en el tema de la responsabilidad social corporativa siempre surge la pregunta: ¿Por dónde empezar?

Muchas lo hacen al desarrollar programas o proyectos de responsabilidad social, como algo complementario a la estrategia empresarial existente, puede ser el principio para asimilar esta nueva visión de negocios, sin embargo, esto resulta superficial si no está dentro de la estrategia del negocio.

No existe una fórmula única que nos indique la ruta que las empresas deben seguir, pero hay directrices que se deben considerar si deseamos insertar la RSC de manera sostenible y estratégica.

Hay tres dimensiones que son claves y que deben tomarse en consideración al desarrollar una estrategia empresarial fundamentada en la responsabilidad social: aspecto económico, social y ambiental.

En el mundo de los negocios encontramos empresas que ya insertaron la RSC como parte de su estrategia empresarial y han medido el impacto alcanzado.

Los planes estratégicos de estas empresas contemplan dentro de sus objetivos macros lo relacionado con la calidad de vida en la empresa, el impacto ambiental, sus relaciones con su entorno a través de múltiples públicos de interés (comunidades, ONG´s, iglesias, entre otros), así como la importancia de realizar un mercadeo responsable, que empuje a la clientela y la proveeduría a guiarse también en base a la RSC y hasta las relaciones con el Estado.

Todo lo anterior debe estar fundamento en la ética y la transparencia, brindado a las empresas la credibilidad que buscan tener ante quienes consumen al momento de publicitarse, realizar campañas de relaciones públicas o cualquier otra actividad comercial.

La RSC es transversal en la organización, y limitar la RSC a un objetivo mas de la estrategia empresarial lo limita y lo convierte en sinónimo de muchas acciones, imposible de cumplir en un solo objetivo.
La RSC debe ser la que cubre la estrategia empresarial, como el objetivo final de esta.